Yoga Para Mujeres Embarazadas

 

  • Yoga Para Mujeres Embarazadas
  • Yoga Para Mujeres Embarazadas
  • Yoga Para Mujeres Embarazadas
  • Yoga Para Mujeres Embarazadas
  • Yoga Para Mujeres Embarazadas
  • Yoga Para Mujeres Embarazadas
  • Yoga Para Mujeres Embarazadas

EL YOGA SÁMKHYA PROMUEVE EL BIEN ESTAR DE LA MADRE Y DEL BEBÉ

El periodo de gestación es un proceso saludable y natural y por eso debe ser vivido con serenidad. La futura madre pasa por alteraciones físicas, energéticas, químicas (hormonales) y emocionales, a semejanza de la Gran Madre Naturaleza. Estas alteraciones producen a veces incomodos que pueden acompañar a la gestante durante los nueve meses de gestación, sin que se trate, en la mayoría de los casos, de verdaderos problemas. El Yoga ayuda a evitar y controlar la mayoría de las típicas molestias del periodo de embarazo.


Aquí quedan plasmados algunos de los beneficios que el Yoga para gestantes proporciona:

• Fortalecimiento muscular, ayudándola a mantener posiciones correctas incluso con el aumento de peso 

• Estiramientos y elasticidad de los músculos y tendones, en especial de la zona pélvica manteniendo a la gestante sana y preparándola para el parto 

• Aumento de la autoconfianza, tan importante en la embarazada 

• Los Pránáyáma - ejercicios respiratorios de influencia energética y neurovegetativa – enseñan a la gestante a captar energía y a direccionarla, disminuyendo su cansancio, controlando sus estados emocionales y mentales, energizando a su bebé, y ayudándole a mantener una relación más próxima con este

• El Yoganidrá – Técnicas de relajación física, emocional y mental -  es un poderoso reparador físico, emocional y mental. En las relajaciones se estimula la relajación de convivencia entre los dos: madre y bebé, reforzando los lazos y preparándolos para los momentos futuros como el del nacimiento

• Mánasika - la mentalización y proyección de la consciencia, enseña a la gestante a no dejar su futuro a la improvisación, y a planear todo con pormenor desde la concepción, pasando por la gestación, por el parto y hasta incluso después del Parto

• Dhyána - la Meditación – el entrenamiento de la atención e da concentración continua por largos periodos de tiempo, es fundamental para que se concretice lo que la gestante proyecta para el parto y para su futuro bebé

• La gestante que vocaliza Kírtana – sonidos extroversores, que canta constantemente, está siempre alegre, estable, segura y transmite esa estabilidad, alegría y vibración, para más allá del gusto por la música y por el que es bello ser transmitido al su bebé 

• Ayuda a la gestante a aumentar  su capacidad de suportar situaciones difíciles de forma lúcida, rigurosa y sin estrés.


A QUIÉN SE DESTINAN LAS CLASES DEL YOGA PARA GESTANTES 

1- Si ya practica Yoga Sámkhya:

Si es practicante de Yoga Sámkhya con regularidad desde por lo menos hace 1 año, la gestante podrá practicar.

2- Si nunca ha practicado Yoga Sámkhya:

Si la gestante nunca ha practicado Yoga Sámkhya, no debe iniciar si primer contacto con el Yoga durante su embarazo.

Cuando termine su embarazo podrá empezar a practicar Yoga Sámkhya de una manera continuada, para que en el caso de que ocurra otra gestación, la práctica regular del Yoga (desde hace 1 año como mínimo) pueda seguir naturalmente.

RESPONSABILIDAD
A pesar de poseer autorización médica para practicar Yoga, la gestante, como es el deber general de todos los practicantes del Yoga, debe estar siempre atenta, tomando consciencia de todas las señales de su cuerpo, de alarma, o de bien estar, durante (y después) las aulas del Yoga Sámkhya. 
​La gestante debe utilizar constantemente su sentido común, prudencia y humildad en sus prácticas, que deberán estar siempre al servicio del Bebé.
El Profesor orienta a la alumna gestante, pero esta es quien recibe directamente toda la información de su cuerpo, de su energía, de sus emociones, y de su mente, es la principal responsable de sí misma y de su Bebé, y por eso su atención y responsabilidad, durante las clases, deben redoblar en este momento tan especial y único de su vida.

 


Pós Parto:

La madre debe recomenzar a practicar Yoga en cuanto su médico autorice después del parto pues el Yoga ayuda a recuperar su equilibrio hormonal y a reencontrar la buena forma física, emocional y mental anterior a la gestación, haciéndola más fuerte y resistente al cambio de la vida que ahora comienza.

Yoga Para Mujeres Embarazadas

 

  • Yoga Para Mujeres Embarazadas
  • Yoga Para Mujeres Embarazadas
  • Yoga Para Mujeres Embarazadas
  • Yoga Para Mujeres Embarazadas
  • Yoga Para Mujeres Embarazadas
  • Yoga Para Mujeres Embarazadas
  • Yoga Para Mujeres Embarazadas

EL YOGA SÁMKHYA PROMUEVE EL BIEN ESTAR DE LA MADRE Y DEL BEBÉ

El periodo de gestación es un proceso saludable y natural y por eso debe ser vivido con serenidad. La futura madre pasa por alteraciones físicas, energéticas, químicas (hormonales) y emocionales, a semejanza de la Gran Madre Naturaleza. Estas alteraciones producen a veces incomodos que pueden acompañar a la gestante durante los nueve meses de gestación, sin que se trate, en la mayoría de los casos, de verdaderos problemas. El Yoga ayuda a evitar y controlar la mayoría de las típicas molestias del periodo de embarazo.


Aquí quedan plasmados algunos de los beneficios que el Yoga para gestantes proporciona:

• Fortalecimiento muscular, ayudándola a mantener posiciones correctas incluso con el aumento de peso 

• Estiramientos y elasticidad de los músculos y tendones, en especial de la zona pélvica manteniendo a la gestante sana y preparándola para el parto 

• Aumento de la autoconfianza, tan importante en la embarazada 

• Los Pránáyáma - ejercicios respiratorios de influencia energética y neurovegetativa – enseñan a la gestante a captar energía y a direccionarla, disminuyendo su cansancio, controlando sus estados emocionales y mentales, energizando a su bebé, y ayudándole a mantener una relación más próxima con este

• El Yoganidrá – Técnicas de relajación física, emocional y mental -  es un poderoso reparador físico, emocional y mental. En las relajaciones se estimula la relajación de convivencia entre los dos: madre y bebé, reforzando los lazos y preparándolos para los momentos futuros como el del nacimiento

• Mánasika - la mentalización y proyección de la consciencia, enseña a la gestante a no dejar su futuro a la improvisación, y a planear todo con pormenor desde la concepción, pasando por la gestación, por el parto y hasta incluso después del Parto

• Dhyána - la Meditación – el entrenamiento de la atención e da concentración continua por largos periodos de tiempo, es fundamental para que se concretice lo que la gestante proyecta para el parto y para su futuro bebé

• La gestante que vocaliza Kírtana – sonidos extroversores, que canta constantemente, está siempre alegre, estable, segura y transmite esa estabilidad, alegría y vibración, para más allá del gusto por la música y por el que es bello ser transmitido al su bebé 

• Ayuda a la gestante a aumentar  su capacidad de suportar situaciones difíciles de forma lúcida, rigurosa y sin estrés.


A QUIÉN SE DESTINAN LAS CLASES DEL YOGA PARA GESTANTES 

1- Si ya practica Yoga Sámkhya:

Si es practicante de Yoga Sámkhya con regularidad desde por lo menos hace 1 año, la gestante podrá practicar.

2- Si nunca ha practicado Yoga Sámkhya:

Si la gestante nunca ha practicado Yoga Sámkhya, no debe iniciar si primer contacto con el Yoga durante su embarazo.

Cuando termine su embarazo podrá empezar a practicar Yoga Sámkhya de una manera continuada, para que en el caso de que ocurra otra gestación, la práctica regular del Yoga (desde hace 1 año como mínimo) pueda seguir naturalmente.

RESPONSABILIDAD
A pesar de poseer autorización médica para practicar Yoga, la gestante, como es el deber general de todos los practicantes del Yoga, debe estar siempre atenta, tomando consciencia de todas las señales de su cuerpo, de alarma, o de bien estar, durante (y después) las aulas del Yoga Sámkhya. 
​La gestante debe utilizar constantemente su sentido común, prudencia y humildad en sus prácticas, que deberán estar siempre al servicio del Bebé.
El Profesor orienta a la alumna gestante, pero esta es quien recibe directamente toda la información de su cuerpo, de su energía, de sus emociones, y de su mente, es la principal responsable de sí misma y de su Bebé, y por eso su atención y responsabilidad, durante las clases, deben redoblar en este momento tan especial y único de su vida.

 


Pós Parto:

La madre debe recomenzar a practicar Yoga en cuanto su médico autorice después del parto pues el Yoga ayuda a recuperar su equilibrio hormonal y a reencontrar la buena forma física, emocional y mental anterior a la gestación, haciéndola más fuerte y resistente al cambio de la vida que ahora comienza.